jueves, 11 de julio de 2013

Tenemos el gobierno que nos merecemos?



Desde que en febrero de 2009 se abriera la caja de pandora de la trama Gürtel no han cesado de sorprendernos con la continua aparición de documentos comprometedores que cada vez más iban cercando más a la cúpula del PP y consecuentemente a los altos cargos públicos de comunidades autónomas y posteriormente del Estado. Y como suele suceder en estos caso, lo que se ve seguramente es una mínima parte de lo que hay.
 

Correa era el avezado empresario que a través de sus multiples empresas organizaba los eventos relacionados con el PP y otros (visita del Papa) organizados por el gobierno Aznar.  Correa es el artífice de la ingeniería económica que abarcaba comunidades autónomas (Valencia, Madrid, Castilla la Mancha, Galicia), ayuntamientos (Majadahonda, Boadilla del Monte, Arganda del Rey, …) y la mismísima cúpula gobernante.  Por otra parte la burbuja inmobiliaria creada por las leyes del gobierno Aznar propiciaba que la clase pudiente amasara grandes cantidades de dinero con las que pagaban generosamente los favores a aquellos políticos que les allanaban el terreno y al partido en el que estaban organizados facilitando así la ya famosa "contabilidad B” de la que han cobrado todos los altos cargos de PP y los cargos públicos vinculados al partido. Una auténtica trama en la que cada vez aparecen más evidencias de la implicación de nuestros gobernantes y en la que el caso Barcenas, con todo lo que implica, es solo otro elemento más en todo este basurero.